La niña de los ojos azules

La niña de los ojos azules

MEXICO

LA NIÑA DE LOS OJOS AZULES

Fachada de la porterÍa del Jesus Maria, que en la actualidad es lo único que queda en pie, de este convento.

Si, que nadie dude que la buena fortuna de Don Pedro Moya de Contreras, se debía a que su sobrina Micaela de los Angeles era hija natural de Felipe II, y favor por favor se paga, refrán de que tan viejo sigue siendo verdadero,y sus tantos cargos que ostentó desde octubre de 1570 a 1585, como Inquisidor , Arzobispo, Visitador de la Audiencia Real , Virrey en Mexico, obedecian a un mandato real.
Ocultar a la niña de las habladurias de la corte fue sencillo. Puede ser fácil,  imaginar una frase en palacio real; “Pardiez, que el tio se lleve a la niña a Nueva España”, Asi fue. Y el tio desde que llegó a la Cuidad de Mexico, la depositó en el convento de la Concepción. Ahi se encargó de su cuidado a la Madre Isabel Bautista, esta monja, faltaba mas, cuando nombraron  a la nueva abadesa del convento de Jesus Maria, recayo en ella tal fortuna”

Micaela crecio desde los dos años en el Convento de la Concepcion, hasta que se construyó el Jesus Maria. El dia 10 de enero de 1580 a las 3 de la tarde, salió la procesion de monjas a fundar el convento y en estas fechas Micaela de los Angeles, tenia 12 años, pero lo cierto que solo estuvieron 8 meses debido a la humedad por lo que solicitaron al arzobispo Pedro Moya de Contreras otro lugar que tampoco fue el definitivo y esperaron a recibir el dinero necesario, para levantar la que ahora se conoce en la esquina de Jesus Maria.
Sabia Micaela que era hija del rey y le deprimia saber que todos los cargos de su tio Pedro Moya de Contreras, eran un regalo por los servicios prestados.
La tristeza , la melancolia y el saber que esta realidad en la que uno vive, no es la realidad que uno merece, nos lleva a la otra realidad, la locura”,
que es de lo que murio la pequeña Micaela a la edad de 13 años, conocida como, “La niña de los ojos azules“.

Nota: Con toda seguridad Micaela de los Angeles, no estuvo en el definitivo convento de Jesus Maria ya que fallecio en 1581, aunque posiblemente pasaran sus restos, ya que Felipe II le otorgo al convento, la fabulosa renta anual de 20.000 ducados, siendo su constructor Juan Briceño en 1621 y se contrato a los mejores artistas de Nueva España para decorar el templo.

Fuente: Cronicas y leyendas mexicanas de Jerman Argueta y Vicente Quirarte.

Pantxike Kontreras

0 Respuesta a “La niña de los ojos azules”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario

Debes iniciar sesión para enviar un comentario.